La Diputación gana en igualdad y rompe la tradición de los maceros varones

El presidente de la institución provincial participa en la procesión eucarística

La Diputación procesionó escoltada por maceras, atrás queda la figura masculina de este personaje. / EC

EC / Toledo

Álvaro Gutiérrez, presidente de la Diputación Provincial de Toledo, ha confesado hoy que «es un honor cumplir con la tradición y desfilar en la procesión del Corpus Christi representando a todos los ciudadanos de la provincia de Toledo».

Asimismo, el presidente provincial ha subrayado el «aliciente de esta edición de innovar y modernizar la institución, cambiando los maceros que preceden a la Diputación provincial, que por primera vez en la historia son mujeres».

El presidente de la Diputación de Toledo ha querido señalar la relevancia de ese aspecto y el orgullo que supone formar parte de una procesión de enorme arraigo popular y trascendencia internacional, que aglutina en la ciudad a miles de personas, llegados para presenciar el paso de las cofradías y hermandades penitenciales y de gloria y, sobre todo, la Custodia de Arfe.

De este modo, la provincia de Toledo se ha visto reflejada en los máximos representantes de la Diputación de Toledo durante el recorrido, que reúne a todo el orbe cristiano y cuenta con la participación de los estamentos religiosos, políticos y gremiales de la ciudad.

La principal novedad de este año ha recaído en las maceras, que por vez primera han desempeñado dos trabajadoras de la Diputación de Toledo, pues durante toda la historia este cometido ha correspondido a varones.

Las dos elegidas para esta responsabilidad han abierto las dos filas de diputados provinciales, con sendas mazas de plata al hombro, engalanadas con una indumentaria de las más vistosas de la procesión.

Comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*