El gabinete abstracto de Esteban Lisa abre hoy sus puertas en la Fundación Juan March

La exposición del artista toledano podrá visitarse en palma de mallorca hasta mayo

Esteban Lisa en su última visita a Toledo.

J. Guayerbas-EC / Madrid

Bajo el título ‘Esteban Lisa: el gabinete abstracto’, la Fundación Juan March presenta hoy en el Museu Fundación Juan March, en Palma, una selección de 37 obras realizadas entre 1930 y 1968 por Esteban Lisa (Hinojosa de San Vicente, Toledo, 1895 -Buenos Aires, 1983), una de las primeras figuras de la abstracción latinoamericana del siglo XX.

‘Esteban Lisa: el gabinete abstracto’ podrá disfrutarse en Palma, Islas Baleares, en el Museu Fundación Juan March desde hoy hasta el 20 de mayo de 2017; en Cuenca en el Museo de Arte Abstracto Español del 2 de junio al 3 de septiembre de 2017; y en el Boston College, Boston: McMullen Museum of Art del 15 de septiembre al 10 de diciembre de 2017.

Desde los años ochenta, como explican desde la Fundación en el catálogo editado para esta vuelta a los museos de Lisa, el autor ha pasado desde el desconocimiento casi absoluto de su figura y su obra a una póstuma y nada infrecuente exposición pública, gracias a muestras individuales y también a algunas de las exposiciones colectivas que han explorado el fenómeno, excéntrico al canon, de las vanguardias y las corrientes abstractas latinoamericanas, tan vivas en el centro y el sur del continente americano a partir de los años treinta.

De un tiempo a esta parte, añaden, las obras de muchos de los protagonistas de esas corrientes han merecido importantes exposiciones y ya forman parte de relevantes colecciones privadas y públicas en todo el mundo. También es el caso de Esteban Lisa: incluido, entre otras, en ‘América fría. La abstracción geométrica en Latinoamérica (1934-1973)’, organizada por la Fundación Juan March en 2011, y en otras muchas muestras monográficas internacionales (en Argentina, Uruguay, Reino Unido, Estados Unidos, Italia o el Líbano), Lisa también ha disfrutado, desde 1998 hasta hoy, de muestras en España, su tierra natal.

Esteban Lisa nació en Hinojosa de San Vicente. Sobre estas líneas, dos de sus obras. / EC

Esteban Lisa pintó principalmente óleos sobre papel y cartón, muchos de ellos a doble cara, especialmente los de las décadas treinta y cuarenta del siglo pasado: usó reiteradamente un soporte modesto, típico del artista escaso de recursos económicos. Desde los pequeños paisajes y algunos bodegones figurativos de sus inicios, exploró tempranamente la representación mediante composiciones geométricas y evolucionó desde unas primeras abstracciones derivadas del cubismo hasta el lirismo expresionista de sus últimas composiciones.

La muestra sigue un recorrido cronológico por la trayectoria de un artista que, en su decidida búsqueda por la abstracción, puede ser considerado con justicia un solitario que fue uno de los pioneros de esa tendencia en Latinoamérica, junto a Joaquín Torres García, Emilio Pettoruti o Juan del Prete.

El catálogo, firmas de prestigio

El catálogo, en sus ediciones española e inglesa, incluye un ensayo de Edward Sullivan, profesor de historia del arte de la New York University y uno de los primeros en interesarse por Lisa. Presenta también una versión facsímil del texto de Esteban Lisa Kant, Einstein y Picasso (publicado originalmente en Buenos Aires en 1956 como manifiesto inaugural de la ya mencionada Escuela de Arte Moderno fundada por Lisa), presentado y comentado por Rafael Argullol y Manuel Fontán del Junco, además de una reseña biográfica a cargo de Julio Sánchez Gil y una exhaustiva bibliografía del artista y sobre el artista, complementada por las referencias a sus exposiciones.

La cooperación con los responsables del McMullen Museum of Art de Boston, que va a permitir dar a conocer en el norte de América la obra de Lisa y su lugar en la historia del arte latinoamericano, ha sido tan oportuna como alentadora. Junto a ellos, la Fundación Juan March desea dejar constancia de su agradecimiento a todos los autores y colaboradores del proyecto, especialmente a la Fundación Esteban Lisa, que desde la ciudad de Buenos Aires se dedica a conservar y a difundir el legado del artista, y a Jorge Virgili, sin cuya entusiasta devoción por Lisa esta exposición no habría sido posible.

Comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*