El arte del sonido llega al CiBRA de la mano del Goya David Rodríguez

Rodríguez tiene en proyecto lo último de Álex de la Iglesia

David Rodríguez ha compartido su experiencia esta mañana en Cinesur. / EC

EC / Toledo

Es el único sentido que, junto con la vista, llega al espectador y es capaz de narrar en cine sin necesidad de que nada se vea. Se trata del sonido y sobre él ha hablado esta mañana David Rodríguez, técnico de Sonido y premio Goya por ‘Todo sobre mi madre’, de Pedro Almodóvar. Este profesional ha participado en el tercer encuentro de cine celebrado en Cinesur en el marco del festival CiBRA, que se celebra hasta el próximo domingo.

Ante un aforo de cientos de personas, especialmente estudiantes, Rodríguez ha indicado que toda difusión del cine es importante, especialmente en lugares como Toledo, que aunque está muy próximo a Madrid, puede tener acceso, a través de festivales como CiBRA, a un tipo de cine «que igual no llega tan fácilmente, así que estoy encantado de poder venir aquí a contar mi experiencia».

El técnico ha apuntado, en relación con el protagonismo que puede tener el sonido dentro de un film, que «yo trabajo al servicio de la película, y si ésta funciona, mi trabajo funciona. No necesito que me digan lo bueno o lo malo que soy; mi valor es cuando veo la película y ésta está en la pantalla. Al final nadie sabe quién soy, pero sale mi nombre y mi madre se pone tan contenta».

En su taller, Rodríguez ha explicado cómo se hace una película desde el punto de vista del sonido, abarcando todo el arco del proceso, desde el rodaje hasta la mezcla final, así como de la aportación de su especialidad a la gramática de la película, de cómo el sonido puede ayudar a contar un largometraje.

«El sonido es un arma muy poderosa porque trabaja sobre la psicología, además de que puedes contar sin enseñar. Puedo contar que hay una explosión y no enseñártelo, pero el espectador va a recibir esa información, de forma artística, así que el valor es tremendo»


En este sentido, ha comentado que «el sonido es un arma muy poderosa porque trabaja sobre la psicología, además de que puedes contar sin enseñar. Puedo contar que hay una explosión y no enseñártelo, pero el espectador va a recibir esa información, de forma artística, así que el valor es tremendo». Es más, «si pensamos en los grandes narradores del cine, todos usan el sonido de forma muy expansiva, más allá de la música y el diálogo».

Rodríguez, que tiene en proyecto lo último de Álex de la Iglesia y el debut como director de Eduardo Casanova (Fidel en la serie ‘Aida’), ha asegurado que los jóvenes tienen cierta curiosidad por esta rama del cine, aunque especialmente motivados por las películas donde existe mucha acción, tipo Star Wars, aunque «posiblemente las películas más complejas no son esas; a lo mejor es más difícil hacer un thriller. La de efectos especiales te va a llevar más tiempo, pero posiblemente en una película más narrativa, el pensar cómo narrar con el sonido te va a dar mucho más trabajo».

Comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*