El deán emérito Juan Sánchez, nuevo Hijo Adoptivo de Toledo

Es una de las distinciones acordadas hoy por la Junta de Gobierno local

Juan Sánchez Rodríguez, nuevo Hijo Adoptivo de Toledo. / JG

EC / Toledo

La Junta de Gobierno local ha iniciado hoy el expediente de Honores y Distinciones que se entregarán el Día de la Ciudad de 2017. Entre esas distinciones está la de Hijo Adoptivo a Juan Sánchez Rodríguez, hasta hoy deán de la Catedral Primada.

El título, como informaban desde el Ayuntamiento en nota de prensa, se le concede por representar al frente del Cabildo Catedralicio una etapa de apertura e impulso de los valores y riqueza patrimonial del Templo Primado, liderando la renovación de la Sacristía, de la nueva pinacoteca y la inauguración del Museo de Tapices, Orfebrería y Textiles con motivo del IV Centenario de la muerte del Greco.

Juan Sánchez, natural de Gudalupe, ha desarrollado parte de su ministerio en Talavera de la Reina donde impulsó la creación de viviendas sociales para las familias más necesitadas y el primer albergue, que bautizó con el nombre de Nuestra Señora de Guadalupe.

El deán emérito se ordenó sacerdote el 12 de septiembre de 1965. Su primer destino fue vicario parroquial y capellán de las clarisas de Siruela (Badajoz). Luego, desde 1968 hasta 1992, ejerció su ministerio sacerdotal en Talavera de la Reina, donde dejó huella porque asumió varios cargos: vicario parroquial de la iglesia de Santiago Apóstol, profesor y responsable de Cáritas. Con esta organización puso en marcha un comedor para personas necesitadas en el que se daba de comer a un centenar de usuarios al día. Además, fundó la parroquia de Patrocinio de San José, un barrio obrero.

En 1992, el cardenal primado de España Marcelo González Martín nombró a monseñor Sánchez Rodríguez ecónomo de la diócesis de Toledo, cargo que desempeñó durante 18 años. En 2007, el cardenal Antonio Cañizares le designó deán de la Catedral Primada. Igualmente, recibió el nombramiento de capellán de Su Santidad Juan Pablo II bajo el título de monseñor.

Comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*