Alegan que no habrá altares por «falta de planificación y por seguridad»

Así lo ha explicado el presidente de la Junta Pro-Corpus a este medio

La Junta Pro-Corpues es la responsable de parte de la decoración de la Carrera Procesional. / A. Romero

J. Guayerbas / Toledo

El presidente de la Junta Pro-Corpus, Juan Carlos Fernández-Layos, ha reiterado hoy en declaraciones a El Cultural Castilla-La Mancha que desde la institución que preside «en ningún momento» se ha vetado la instalación de altares en la Carrera Procesional. «Estamos deseosos de que la gente colabore, no somos quienes para negar ninguna iniciativa», ha dicho.

Fernández-Layos ha asegurado que desde la Junta Pro-Corpus, organismo responsable de la decoración de la Carrera Procesional llevan meses trabajando para que el recorrido luzca lo mejor posible, lo que conlleva una organización y una planificación previa «tan importante que no podemos recibir propuestas con un mes de antelación, como esta de los altares, necesitamos planificación».

En este sentido, el responsable de la Junta Pro-Corpus ha comentado que hace mes y medio mantuvo un encuentro con uno de los responsables del altar de la Plaza Padre Juan de Mariana, «y su respuesta a mi pregunta ‘¿vais a montar un altar?’ fue que no, otra cuestión es que hayan cambiado de postura».

Así, desde la Junta Pro-Corpus esgrimen que antes de levantar una estructura de estas características es necesario «un protocolo de seguridad, jamás ha pasado nada, pero imagina que se desprende un elemento del altar y daña a una persona, ¿quién sería el responsable?».

«Para realizar estos proyectos primero hay que plantearlos con tiempo, analizarlos, valorarlos, discutirlos y llegar a acuerdos», ha subrayado para incidir en el protocolo de seguridad. «¿Qué anclajes lleva la estructura del altar? ¿Y la plataforma?», son algunas de las preguntas de Fernández-Layos acerca de estas arquitecturas efímeras.

El sentido de la organización y de la responsabilidad, de la seguridad, como indicaba el presidente de la Junta Pro-Corpus, debe primar por encima de otras cuestiones, como la estética, aunque hay un tema que sí tiene claro «nunca ha habido tradición de altares en el Corpus de Toledo», y parece que este es otro de los argumentos de peso.

  1. Para los que dicen que no hay tradición de altares en Toledo, no hay nada como estudiar un poquito antes de hablar sin conocimiento:
    «Altares: otro elemento que servía para transformar el espacio urbano por donde circulaba la procesión eran los altares, que se utilizaban con fines decorativos y litúrgicos y ofrecían al cortejo una ocasión en la que detenerse y descansar. Los altares eran de dos tipos: unos a modo de arquitectura efímera en la que tales obras imitaban arquitecturas, esculturas y hacían alusión al Santísimo, y otros, a base de escaleras tapizadas con jarrones de flores, objetos litúrgicos de plata, tallas religiosas, etc. Sobresalieron los altares de Sevilla, Toledo, Madrid y Granada pero en todo el territorio de la corona de Castilla estos altares formaron parte del adorno del recorrido. La época de mayor desarrollo es durante el siglo XVII y primera mitad del XVIII.»
    Extracto de LA FIESTA DEL “CORPUS CHRISTI” EN EL REINO DE CASTILLA DURANTE LA EDAD MODERNA.
    Santiago Valiente Timón. Licenciado en Historia (UCM).
    El ensayo completo en Google, Señor Cabildo-Arzobispado, así, como ente sin cabeza.

  2. Señor de la junta proCorpus o antiCorpus según se mire. Soy una de las personas que colaboró el año pasado y anteriores en el montaje del altar. Dice usted que están deseosos de que la gente colabore y que no prohíben nada. Cuando usted llamó a una persona del grupo responsable del montaje altar, antes de que le dijera que este año no tenían intención de hacer el altar, usted que le dijo (si no lo recuerda, se lo recuerdo yo), que no pidieran ayuda al Ayuntamiento para hacer nada. Dice que no vetan nada y es mentira.También habla de que hace falta seguridad en la estructura que se pone y estamos de acuerdo pero le recuerdo que la plataforma sobre la que se montó el altar la suministró el propio Ayuntamiento, los únicos que han colaborado estos años. Algo sabrán de la seguridad de sus estructuras digo yo. Le recuerdo que en el diseño de nuestro altar colaboran arquitectos y artistas, es más creo que esto de la seguridad nos lo tomamos más en serio que la junta proCorpus , le recuerdo que el año pasado en frente de nuestro altar se cayó un adorno-lámpara de esos que pone la junta proCorpus en el recorrido, hiriendo a un joven turista francés en la cabeza ante numerosos testigos. Dice también que en Toledo no hay tradición de altares y que esto es un argumento de peso para la junta proCorpus, el arzobispado el cabildo y el Ayuntamiento. Si investiga un poco en la historia, verá que la tradición de engrandecer el recorrido del Santísimo con altares (y pórticos, etc), es secular y se extiende por toda España, no sólo por «ahí abajo». Qué ignorancia. Resulta sorprendentemente curioso que, terminado el Corpus del año pasado, numerosos canónigos en persona nos felicitaran por el trabajo. El anterior presidente de la junta proCorpus dice que el nunca se opuso ha esto a no ser que con su llegada como presidente hayan cambiado de opinión. Respecto al Ayuntamiento, dudo que se opongan a algo en lo que colaboran, así que ya solo queda el arzobispado y sinceramente no veo al arzobispo tan preocupado por las tradiciones populares. Señor, por favor, dígale a los toledanos quién decide lo que es apropiado para Toledo y lo que no lo es. Creo que ellos que el año pasado nos abrumaron con sus felicitaciones tendrán algo que decir ¿no? ¿Tiene esto algo que ver con la intolerable e injusta persecución que han sufrido y sufre la Cofradía de las Angustias? ¿Su eliminación y destrucción premeditada también se extiende hasta los altares? Señor antiCorpus, para poner un santo encima de una mesa y recoger limosnas para los necesitados no necesitamos tanto protocolo. Cáritas también nos lo agradeció y mucho. Tiene razón el arzobispo cuando hace poco decía que los cristianos estamos siendo perseguidos. Y tanto. Lo peor es que esa persecución, a veces, viene desde dentro.

  3. Por alusiones en las declaraciones del Sr. Layos a El Cultural de Castilla-La Mancha:
    El señor presidente de la Junta Pro Corpus me citó, no sé con qué fin, y en esta primera cita se me dice que «no se pueden montar altares», a lo cual yo le respondí «que se estaban adelantando a prohibir, cuando aún no sabían si se iba a montar o no el altar». Porque de hecho, no se pretendía montar un altar este año, debido a la nula disposición de la Junta pro Corpus el año pasado para los altares que se montaron.
    Por lo que el señor presidente de la Junta Pro Corpus no se ajusta a la total verdad en la conversación mantenida con el responsable del altar montado en la plaza Juan de Mariana. Y así fue como sucedió, no como él dice.
    La pregunta reflejada en el artículo de «¿vais a montar el altar?», no se ajusta a la total verdad, debido a que lo que primero que hizo, fue adelantarme e informarme de que no se iban a montar altares este año, debido a que había una prohibición éste año.
    Y a no más de media hora, se le llamo por teléfono para indicarle que habiamos cambiado de parecer, y si estabamos dispuesto a seguir montando altares un año más.
    Al día siguiente tuvimos una reunión en el Ayuntamiento y volvió a confirmarse en la prohibición. En esa reunión acudimos 4 personas, y volví a repetir lo mismo, que se habian adelantado a prohibir sin tener conocimiento, y sin saber lo que motivaba esa prohibición. En ningun momento se hablo de seguridad de anclajes ni de protocolo de seguridad. Y ante las estructuras de la plataforma, siempre las ha montado el personal del Ayuntamiento, lo cual no dudo que tengan ninguna falta de seguridad, pues montan multitud durante el año.
    Seamos sinceros y coherentes, y digamos las cosas como son.
    Además los altares tiene una función más allá de la estética, como el dice, pues este último tuvo también una función caritativa ya que se recaudaron donativos destinados a La Iglesia Necesitada y los Cristianos Perseguidos.

  4. Que triste, que desde las instituciones que se supone que deben fomentar esta fiesta para el ensalzar al Santisimo (Arzobispado y Junta proCorpus), sea desde las cuales se cierran puertas y se apagan las voluntades de la gente por participar y engrandecer el Corpus.
    Que triste que de un plumazo se eliminen estos preciosos altares que sacaban a la calle el arte que esconden conventos, iglesias y casas particulares.
    No me extrañaria que este año no quisieran montar los altares la gente, si ni siquiera los mismos curas se paraban a verlos, parecia el año pasado que pasaban delante de seto.
    Que triste, mejor seran esos gallardetes y reposteros de feria medieval, y decoraciones insipidas que nada tienen que ver con lo que representa en Santisimo en su procesión.

    • ¿Los curas? ¿Quien? ¿Cuantos? y ¿a que te refieres a que no se paraban? y la conclusión de que sea por eso que no se ponen…yo creo que es un juicio INJUSTO. Yo soy cura (me imagino que ya lo habrás deducido) me pare, admiré y di las gracias…y me consta que no soy «la excepción que confirma la regla». Todo lo que sirva para exaltar más al Señor en el Santísimo Sacramento del Altar ¡bienvenido sea! y este, me consta, es el sentir «de los curas»

      • No fue general, estuve viendo la procesion ahi, y los curas normales claro que miraban y se santiguaban, lo que me parecio feo fue por parte de otros que si era de esperar que pararan como el Arzobispo y sus vicarios.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*